domingo, abril 1

Me acabo de dar cuenta de algo... últimamente he tomado muchas fotos, algunas que me gustan muchísimo y que resultan ser también del agrado de quien las mira, y a quien se las comparto.

La cosa es que hay un par de ellas que creo son de mis mejores fotos ever, EVER... son fotos que hice y regale para alguien en particular, por ende , ya no me pertenecen, o al menos no de una forma absoluta.

Y no se si tomar eso de manera apaniqueante o de manera simple de ser. Apaniqueante porque creo es un reflejo de lo que siento/pienso ante quien ahora pertenecen esas fotos, y para mi, una buena foto es un acto de amor, de muchísimo amor.

De una manera simple... sería tomarlo como detalle coquetón, como una de esas cosas que me hacen ser especial, una de mis cualidades y así...

No lo se, la cosa es que tampoco es que quiera pedir permiso para compartir esas fotos ante más personas, me gusta que sean algo que solo quien las tiene y yo compartamos, las famosas complicidades que van creando lazos, ni siquiera se porque vine a contarles de eso que ocurre, ha de ser que intento airear un poco las cosas, no vaya a ser que se pongan intensas y luego como le hacemos? A mi que ni me gusta andarme crusheando de quien no debo...

Y eso.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

A veces el subconsciente traiciona!!!

Bernard L'ermite dijo...

aah, subelas todas que queremos metichar :P