miércoles, enero 16

soundtrack: traigo penas en el alma · lila downs

Tengo una cicatriz relativamente grande... La historia cuenta que cuando tenia aproximadamente año y medio, mi mama estaba planchando una camisa antes de meterse a bañar, cuando termino le encargo a mi abuela que estaba en el mismo cuarto que por favor me cuidara un ratito, fue y puso la plancha hasta el fondo de una pequeña separacion que habia entre la cama y la pared...
la cosa es que hasta ahi fuí a dar para que la plancha se estampara en lo que por aquel entonces era toda mi pierna...

Conforme fuí creciendo la cicatriz se hacia pequeña, ahora solo es visible cuando cuento la histora y la buscas en la parte interna de mi pantorrilla izquierda...

Supongo que eso sucede con todas las cicatrices, heridas, fisuras que uno va acumulando en el crecer de la vida...

Aún a pesar de ser muy valemadrista con la gran mayoria de las cosas, tengo mis puntos debiles, hay palabras devastadoras, acciones punzocortates que cuando me doy cuenta ya estan bien dentro...

Se que no todas las personas van a tener un manual sobre lo que me hace feliz o visceversa, así que no es posible evitar que algunas las reconozcan en la practica...

Ayer me senti herida, me senti menospreciada, me senti mas que mal, no fue algo que me hiciera enojar, fue mas, mucho mas allá...

El impacto fue tal que no supe que hacer, solo pude cerrarme en mi y pedir que no lo volvieran a hacer, mientras me pedia a mi misma no permitirme que esa herida vuelva a aparecer.

muchacha ojos de papel, a donde vas?
quedate hasta el alba...

6 comentarios:

-júbilo-haku- dijo...

siempre hay cosas que duelen momntones... y duelen mas cuando por ser dolorosas las dejamos en un rincon del alma.... a veces es mejor aprovechar que nos la recordaron.. para sacrla y que la siguiente duela menos

Anónimo dijo...

Te envíe un mail, y quiero que lo lea la niña grande que hay en ti

Yo.

Zayn dijo...

No sé qué te hicieron, pero me da triste leerte así. Te mando abrazos de canela con manzana, quizá así quieras sonreír otra vez.

Un amigo mío que murió hace algunos años me dijo que era bueno dejar que los demás vieran nuestras cicatrices, porque a veces al tocarlas sin querer... se abren de nuevo y duele.

Un beso grande, mi petit.

Ritch *.!! dijo...

Ánimo... Jubilo tiene razón. Supongo que habrá quien te recuerde cosas buenas pero las malas también se valen -de vez en cuando- que no haya abuso, eh!!

Si no me enojo :)

AZUL dijo...

muy buena comparación....a veces la metáfora es más la realidad....
las heridas reales e internas(del corazón).....suelen irse desvaneciendo con el tiempo, no desaparecen, eso nunca, pero si se tornan menos dolorosas....en hora buena x el tiempo!

Vlad Pax dijo...

Me encanta como escribe, eso me enamora... por eso llamo!