domingo, mayo 6

Ese dia se levanto solo para detener la insistencia del reloj en el timpano de su oido,
regreso a la cama solo para seguir odiando el despertador, ya no pudo conciliar el sueño...

mientras se hundia en las sabanas comenzo a mezclar imagenes en su cabeza, imagino a su vecino caminando con ella en paris y a su novio siendo su vecino, escucho como las ardillas que fotografio hace unos meses le hablaban pidiendole helado de macdonald´s y se imagino siendo el personaje coloreado que vio la semana pasada en un libro para niños...

decidio no levantarse, decidio seguir odiando el reloj, decidio seguir mezclando sus recuerdos, las situaciones de su vida....

decidio...

2 comentarios:

Laudanum dijo...

al final es lo que cuenta... decidir.

Dra. Kleine dijo...

y de verdad si????